Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 46 segundos

A pesar de los numerosos debates y especulaciones, las tecnologías de IA generativa no han eclipsado la relevancia del SEO ni de los motores de búsqueda. Las personas que piensan que Google va a perder importancia rápidamente debido a nuevas tecnologías como ChatGPT deberían mirar más de cerca lo que ha pasado últimamente. Esto incluye cómo ha variado el valor de las acciones de Google en el mercado. En realidad, los cambios que se han visto no han sido tan grandes o rápidos como algunos creían.

A pesar de lo que muchos creen, el impacto más significativo de la IA en el marketing digital no está en las búsquedas online, sino en áreas como la creación y edición de contenido, abarcando textos y materiales audiovisuales, así como en la traducción y el desarrollo de software. Expertos en el campo han realizado extensos análisis y han llegado a conclusiones reveladoras sobre cómo estas tecnologías están redefiniendo el marketing digital y el SEO. A continuación, conoce algunos de los hallazgos más importantes y sus implicaciones.

¿Qué es el SGE de Google?

El Sistema de Generación de Eventos (SGE) de Google es un ejemplo avanzado de IA generativa aplicada al SEO. Este sistema utiliza algoritmos de aprendizaje automático para entender y predecir patrones en las búsquedas de los usuarios. Al hacerlo, puede anticipar tendencias y eventos, lo que permite a los profesionales de SEO ajustar sus estrategias de manera proactiva.

Banner Dos Setenta

Impacto del SGE de Google en el SEO 

La reciente introducción del SGE (Search Generation Engine) de Google está generando un considerable interés en el SEO. Especialmente por su implementación en modo beta en más de un centenar de países, excluyendo Europa debido a cuestiones regulatorias. Este sistema se encuentra actualmente disponible en una variedad de idiomas, incluyendo inglés, hindi, indonesio, japonés, coreano, portugués (Brasil) y español (Latinoamérica).

Para entender mejor su impacto, tomemos el ejemplo de una búsqueda típica de comercio electrónico en Estados Unidos, como “running shoes”. En este caso, el resultado del SGE se muestra inicialmente de forma oculta bajo los anuncios, y es necesario pulsar el botón “Generate” para activarlo. Por otro lado, en búsquedas menos orientadas a la transacción y donde los cambios en las SERPs (páginas de resultados de los motores de búsqueda) no afectan significativamente los ingresos de Google, el SGE también presenta resultados parcialmente ocultos que requieren de una expansión para su total visualización.

Esta estrategia sugiere un enfoque cauteloso de Google para integrar la IA en sus motores de búsqueda, equilibrando la innovación con la experiencia del usuario y la regulación existente. La implementación y el uso del SGE plantean preguntas interesantes sobre el futuro del SEO y cómo los profesionales de este campo deberán adaptarse a estas nuevas dinámicas.

Suscríbete a nuestra newsletter bimensual con una selección de los mejores artículos de marketing

* Requerido

Puede darse de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Perspectivas sobre la integración de IA generativa en las Búsquedas de Google

Después de analizar numerosas búsquedas utilizando el SGE (Search Generation Engine) de Google, se pueden extraer dos conclusiones principales. La primera, bastante evidente, es que Google no parece dispuesto a comprometer su lucrativo modelo de negocio basado en anuncios de búsqueda al integrar plenamente la inteligencia artificial generativa, a pesar de la creciente expectación y las presiones en este sentido.

La segunda conclusión se relaciona con el SEO. Aunque Google no obtiene ingresos directos de las prácticas de SEO, el empleo de IA generativa en las búsquedas podría comprometer la precisión y el rigor de las respuestas. Por ello, Google parece estar enfocándose más en los criterios de EEAT (Experiencia, Conocimiento, Autoridad y Fiabilidad) que en los factores tradicionales de posicionamiento SEO. Esto significa que los resultados mostrados por SGE de Google a menudo no incluyen los primeros resultados de SEO, algo que sucede en la mayoría de los casos.

Además, al utilizar el SGE se nota una diferencia en el tiempo de respuesta en comparación con los demás resultados de la SERP. Muchos expertos creen que la razón por la cual el SGE no aparece en todas las búsquedas, se debe a razones económicas. Los costos asociados a la generación de contenido por IA en cada búsqueda podrían tener un impacto significativo.

Desafíos y consideraciones éticas

A pesar de sus ventajas, el uso de IAs generativas en SEO no está exento de desafíos. La autenticidad y la originalidad del contenido generado por IA pueden ser cuestionadas. Además, existe un debate ético sobre la autoría del contenido y la posible manipulación de los rankings de búsqueda.

La integración de IAs generativas como el SGE de Google en el SEO está abriendo nuevas fronteras en la forma en que abordamos las estrategias de búsqueda. A medida que esta tecnología continúa evolucionando, es crucial para los profesionales de SEO mantenerse informados. También es importante adaptarse para aprovechar al máximo sus capacidades, al tiempo que se navega por sus desafíos éticos y prácticos.