Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 30 segundos

El ciclo de vida de un producto es el proceso que un producto experimenta desde que se crea hasta que se descarta. Típicamente, el tiempo de vida de un producto se divide en varias etapas: investigación y desarrollo, lanzamiento, crecimiento y madurez, y declive. Estas etapas por los que pasa el producto, sirven para que los especialistas de marketing puedan desarrollar sus estrategias de acuerdo a donde se encuentra el mismo.

Aunque algunos productos pueden saltarse una o más etapas (por ejemplo, si un producto fracasa en investigación y desarrollo o es un éxito instantáneo), la mayoría de los productos suelen pasar por todas las etapas del ciclo de vida.

Fases del ciclo de vida de un producto

 

Las fases del tiempo de vida de un producto va desde la investigación, desarrollo, lanzamiento, y crecimiento hasta  la madurez y declive. También un producto puede tener un ciclo útil anual, cómo por ejemplo la ropa de temporada.

Investigación y desarrollo

Es la etapa en la que se idean y crean nuevos productos. Durante esta etapa, los equipos de investigación y desarrollo de una empresa trabajan para encontrar nuevas ideas para productos que puedan ser desarrollados y lanzados al mercado.

Lanzamiento

Una vez que se ha desarrollado un nuevo producto y se ha decidido que tiene el potencial de tener éxito en el mercado, el producto se lanza al mercado. Esto generalmente implica una gran cantidad de marketing y publicidad para dar a conocer el producto al público y generar una base de clientes.

Crecimiento y madurez

Si el producto tiene éxito en la etapa de lanzamiento, entrará en una etapa de crecimiento y madurez en la que se espera que el producto continúe vendiéndose bien. Durante esta etapa, la empresa se concentrará en maximizar las ventas y los beneficios del producto, y puede realizar algunos cambios en el producto o en su marketing para mejorar el desempeño. 

Declive

Todos los productos experimentarán un declive en algún momento de su ciclo útil, ya que las ventas tienden a caer cuando un producto se vuelve obsoleto o es reemplazado por un producto mejorado. 

En esta etapa, la empresa puede decidir retirar el producto del mercado o continuar vendiéndolo con una reducción de precios para tratar de mantener las ventas y los beneficios. Para continuar con el producto o servicio en el mercado, se pueden hacer varias cosas, como por ejemplo mejorar la propuesta de valor para conseguir clientes de la competencia.

Banner Dos Setenta

¿Cómo mejorar el ciclo útil de mi producto?

Debes analizar el mercado, establecer objetivos y estrategias para cada fase y ejecutar un buen plan de marketing-mix.

Cómo ya dijimos, el ciclo útil de un producto está compuesto por cuatro fases: introducción, crecimiento, madurez y declive. Cada una de estas fases requiere un enfoque diferente en términos de marketing.

La fase de introducción 

Es la más importante, ya que es cuando se debe atraer la atención del mercado hacia el producto. Debes hacer un esfuerzo de marketing fundamental para generar conciencia y deseo en el público. La estrategia de marketing-mix debe estar enfocada en la publicidad y en la promoción.  Se pueden implementar distintas estrategias de marketing, como publicidad online, para que el público comience a conocer la marca y/o el producto.

La fase de crecimiento 

Es valioso para establecer la marca y consolidar la posición del producto en el mercado. En esta fase, el objetivo es aumentar la cuota de mercado. La estrategia de marketing-mix debe estar enfocada en la publicidad y en el aumento de la distribución. 

La fase de madurez 

Es la etapa en la que el producto alcanza su máxima cuota de mercado. A partir de aquí, el objetivo es mantener la cuota de mercado y generar ingresos. La estrategia de marketing-mix debe estar enfocada en la fidelización de clientes y en el posicionamiento de la marca. Se pueden hacer estrategias de branding para el producto.

La fase de declive

Es inevitable y se caracteriza por un descenso en las ventas y en la cuota de mercado. El objetivo en esta fase es minimizar las pérdidas y extender la vida del producto tanto como sea posible. La estrategia de marketing-mix debe estar enfocada en la reducción de costes.

Ejemplos de productos con ciclo de vida corto

Los alimentos perecederos

Son un buen ejemplo de productos con un ciclo de profit corto. La leche, la carne, los huevos, las verduras y los frutos son algunos de los alimentos que tienen un ciclo de vida corto. La mayoría de los alimentos perecederos tienen que ser consumidos dentro de unos pocos días o semanas de su compra, y si no se consumen, se deterioran y se echan a perder.

Las flores

Son otro ejemplo de productos con un ciclo de vida corto. Las flores frescas suelen tener una vida útil de unos pocos días. Después de comprar las flores, el tiempo que permanecen frescas y bonitas es limitado, y hay que cuidarlas y mantenerlas en un lugar fresco para que se prolongue su vida útil.

Los juguetes

Son otro ejemplo de productos con un ciclo de vida corto. Los niños cambian rápidamente de opinión sobre sus juguetes preferidos, y es probable que los juguetes que se les regalen hoy ya no sean sus favoritos mañana. 

Los niños también crecen rápidamente, por lo que sus juguetes preferidos de hoy pueden no ser adecuados para ellos dentro de unos pocos años.

Ejemplos de productos con un ciclo de vida largo

Los electrodomésticos

Son un buen ejemplo de productos con un ciclo de vida largo. Aunque los modelos y las marcas de electrodomésticos cambian con el tiempo, muchos electrodomésticos pueden durar 10 años o más. 

Los compradores de electrodomésticos suelen buscar productos de buena calidad que sean fiables y que tengan una buena garantía, ya que están dispuestos a gastar una cantidad significativa de dinero en estos productos.

Los coches

Son otro ejemplo de productos con un ciclo de vida largo. Aunque los modelos y las marcas de coches cambian con el tiempo, muchos coches pueden durar más de 10 años. 

Los compradores de coches suelen buscar productos de buena calidad que sean fiables y que tengan una buena garantía, ya que están dispuestos a gastar una cantidad significativa de dinero en estos productos.

Las casas

Son otro ejemplo de productos con un ciclo de vida largo. Aunque las casas pueden necesitar algunas renovaciones y reparaciones con el tiempo, muchas casas pueden durar 50 años o más. 

Los compradores de casas suelen buscar productos de buena calidad que sean fiables y que tengan una buena garantía, ya que están dispuestos a gastar una cantidad significativa de dinero en estas propiedades.

Factores que influyen las etapas de un producto

  • La competencia del producto

Un producto con poca competencia tiene un ciclo de vida más largo que un producto con mucha competencia. Los productos con poca competencia tienen una mayor cuota de mercado y se venden más rápidamente

  •  La tecnología del producto

Un producto con una tecnología obsoleta tiene un ciclo de vida más corto que un producto con una tecnología actual. Los productos con una tecnología más actual tienen una mayor demanda y se venden más rápidamente.

  • El precio del producto

Un producto caro tiene un ciclo de vida más largo que un producto barato. Los productos caros suelen ser de mejor calidad y tienen una mayor demanda. Los productos baratos suelen ser de mala calidad y tienen una menor demanda.

  •  La moda del producto

Un producto de moda tiene un ciclo de vida más corto que un producto atemporal. Los productos de moda se compran más rápidamente y se usan durante un periodo de tiempo más corto. Los productos atemporales se compran menos rápidamente y se utilizan durante un periodo de tiempo más largo.

  • La calidad del producto
  • La demanda del producto

Conclusiones

El ciclo de vida de un producto está determinado por diversos factores, como la calidad del producto, la demanda del producto, la competencia del producto, la tecnología del producto, el precio del producto, la moda del producto, entre otros. 

Entender el tiempo de vida de un producto es fundamental para tomar decisiones de marketing eficaces y para establecer una estrategia de branding sólida.