Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 44 segundos

Si eres asiduo lector del blog de Dos Setenta te habrás dado cuenta de la cantidad de ramas que tiene el marketing. Entre estas ramas, encontramos el marketing estratégico que tiende a confundirse muchas veces con el marketing operativo. ¿Tu también tienes dudas? No te preocupes te contamos qué es, qué diferencias tienen y por qué es tan importante.

¿Qué es el marketing estratégico?

Marketing estratégico es la rama que estudia el mercado antes de introducir un producto o servicio. Es decir, tras analizar el mercado y estudiar la competencia, el público potencial, el entorno de venta, etc. se pasa a definir el producto o servicio ideal para su venta. De esta manera, teniendo presentes las necesidades y los caprichos en tendencia de los usuarios es más fácil conseguir las posteriores ventas.

Como hemos nombrado, las tendencias suelen ser los servicios o productos objetivo del marketing estratégico ya que buscamos el producto ideal que hay en ese momento que los usuarios están demandando.

Diferencias entre marketing estratégico y marketing operativo

  1. El momento de la acción: El marketing estratégico se realiza antes de sacar nuestro producto. El marketing operativo se hace cuando ya se tiene el producto o servicio.
  2. En el marketing estratégico pensaremos las acciones que tomaremos en las fases siguientes.
  3. El marketing estratégico te llevará un tiempo, ya que no solo deberás estudiar todo para encontrar ese producto ideal si no que también tendrás que buscar oportunidades que te permitan destacar sobre la competencia. En marketing operativo llevarás a cabo las acciones normalmente en corto plazo para también poder verificar que tu producto es viable.

A pesar de que sean diferentes, los dos son complementarios. ¿Qué queremos decir con esto? Aunque ya hayamos hecho un estudio de mercado, cuando decidamos sacar el producto perfecto, necesitaremos tomar medidas de marketing operativo tales como campañas de publicidad o estrategias en redes sociales. Mientras hagamos esto, deberemos de seguir analizando el entorno para ver cómo va cambiando y si podemos seguir beneficiándonos con alguna modificación.

Banner Dos Setenta

¿Por qué es importante una planificación de marketing antes de empezar?

Esto tiene una respuesta muy simple. Si tomamos acciones sin hacer un estudio previo es tirarnos a la piscina sin saber si tiene agua. Una consultora o agencia de marketing no solo te ayuda a hacer todo el estudio de mercado si no que también puede ayudarte planificar que acciones son las mejores para llevar a cabo en tu negocio.

¿Cómo hacer un plan estratégico de marketing paso a paso?

A pesar de que pueda parecer tedioso, utilizando las herramientas adecuadas y enfocándonos en los competidores que más se asemejan con nosotros, podemos planificar un plan de marketing solido y con un alto potencial.

  1. Estudiar el mercado: Como bien hemos dicho antes de sacar cualquier servicio o producto debemos saber si este tiene demanda, si el sector es accesible, si nos supone unos costes demasiado altos. También tendremos que ver si el entorno donde vamos a vendernos es el adecuado, estudiar nuestro cliente ideal para saber como poder acabar llegando a el. Si todo esto es propicio, continuaremos.
  2. Estudio de nuestro cliente potencial: ¿Has escuchado hablar del buyer persona? Podemos decir que es nuestro cliente ideal. ¿Qué edad tiene? ¿De donde es? ¿Dónde reside? ¿Qué gustos tiene? ¿Cuál es nivel económico? La segmentación en este punto es fundamental, para esto utilizaremos por ejemplo los famosos test A/B. El objetivo es saber exactamente que es lo que nuestro potencial cliente necesita para poder dárselo. Es muchísimo más sencillo conseguir una venta si sabemos por adelantado que quiere comprar.
  3. ¿Qué hace nuestra competencia?: Dentro de nuestro sector deberemos de saber que hacen nuestros rivales. Dependiendo de nuestras fortalezas podremos tomar posteriormente unas decisiones u otras, pero por norma general, debemos de atacar las debilidades de nuestros clientes. Por ejemplo: Cuando hablamos de SEO, si montamos un sitio web nuevo, va a ser muy difícil que compitamos con nuestros rivales en palabras clave difíciles de posicionar y que ellos ya tienen posicionadas. Por eso deberemos de buscar palabras con una dificultad baja, un volumen de búsqueda decente y que responda a la intención de búsqueda de nuestro cliente ideal.
  4. Plantear una estrategia: Dependiendo de los pasos anteriores podremos ver que es lo mejor y que partes debemos de priorizar. Puede que nuestro cliente ideal esté en redes sociales y que podamos llegar a ellos a través de Instagram, Facebook, etc. Podremos también estimar cuánto dinero debo invertir en google ads o en redes. Puede que sean otras empresas y los encontremos por LinkedIn o incluso puede que sea un cliente local y nos interese llegar a el mediante SEO local, radio, publicidad física, etc.

 

Consultoría estratégica de Marketing: Dos Setenta

En nuestra agencia de marketing Dos Setenta nos caracterizamos por dar un servicio integro a nuestros clientes. Acompañamos en todo momento al cliente desde el estudio de su plan estratégico. Por eso vemos la necesidad de explicar bien todos estos puntos.